Skip navigation

Monthly Archives: febrero 2008

20080205elpepuage_1.jpg

La expresión en los ojos del chaval más delgado nos dice que se siente seguro de sí mismo, que le contentan sus logros pasados y que sólo ve dicha en el futuro. Su rostro petrificado y su estudiada media sonrisa nos hablan de la conciencia de sí mismo frente a la cámara, de que ya sabe de qué va esto. Por contra, su mejor amigo, aunque no ha sido atacado por el fantasma del acné, aún no ha aprendido que para ser importante tienes que parecerlo. Se perdió la clase de literatura en la que contaron eso que decía Oscar Wilde de que la primera misión de un hombre es adoptar una pose. Su sonrisa infantil no es la más adecuada, pero no pasa nada, porque transparenta su alma cándida, su ingenuidad arrebatadora.

El hombre negro a la izquierda, que batalla por salir en la foto, nos dice que la fama, a veces, es cuestión de saber dónde ponerse.

Y a la derecha dos payasos, padre e hijo, con sus respectivas pelucas, haciendo bulto.

Anuncios